Nuevos LED de media potencia del fabricante CREE. Los XH-B y XH-G llegan para animar la gama de media potencia, que con los ML-B, ML-C y ML-E se habían quedado un tanto descolgados.

No es ningún secreto que las gamas de media potencia de fabricantes como Citizen, Samsung, Philiphs y Osram por ejemplo están obteniendo unos volúmenes y cifras de penetración importantes, gracias sobre todo a los tubos LED y backlight, pues consiguen iluminación más uniforme y costes competitivos frente a los LED de potencia.

CREE tenía hasta ahora la opción de la gama ML, que aunque es un buen producto, creo que se ha quedado descolgado del mercado. La mayoría de productos de la competencia vienen derivados de LED de automoción y de los backlight de los TV, por lo que no son LED pensados para iluminación, la uniformidad y fiabilidad durantes largos tiempos de encendido no estaban a priori en sus objetivos. CREE, optó por realizar un producto diferente, diseñado para iluminación y pensando en cubrir las carencias de la competencia, pero demasiado caro en comparación.

En este nicho de mercado el coste “pesa” mucho y en este caso, CREE necesitaba alternativa. Esta llega en un formato un poco más estándar que el de los ML, un LED de 3x3mm que se presenta en 2 códigos, en función de la corriente máxima soportada.

El XH-B se puede alimentar hasta 125mA y puede generar hasta 51lm a máxima potencia (0,4W).

El XH-G soporta hasta 300mA, generando hasta 121lm a su máxima potencia (1,09W).

Ambos vuelven a jugar la baza de la fiabilidad frente al resto de fabricantes, su encapsulado es cerámico, como las gamas de potencia y diferenciándose de los encapsulados plásticos habitual en este tipo de LED. Deberían disipar mejor (Aunque la cifra de resistencia térmica me parece alta en el XH-B, de 45ºC/W) y por supuesto envejecer mejor y ser más longevo / fiable.

Lo cierto es que al menos en precio mejora bastante a los ML que como es habitual en CREE, sigue disponible y aunque no llega a los niveles de precio de su competencia más directa, veremos si los argumentos técnicos le otorgan suficiente cuota de mercado.

Noticia publicada originalmente en nuestro BLOG el 3/junio/2013