En los últimos meses estamos teniendo más consultas de lo habitual por parte de clientes, preocupados por la selección de bines en cuanto a temperatura de color y tono del LED. Esto, es un tema importante para la calidad y homogeneidad del producto de cualquier fabricante y quizás es un indicador más de la cultura LED que poco a poco va aumentando en todos los niveles del mercado.

Hasta hace bien poco, este era un tema bastante secundario para algunos fabricantes, preocupados habitualmente por el flujo lumínico y el rendimiento, las segmentaciones en temperatura de color se realizaban por aproximación a los valores típicos establecidos, 3000ºK, 4000ºK, 5000K, 6000K.
Por esto, podemos ver instalaciones de hace unos años con anti-estéticas luz en blancos excesivamente fríos, de más de 6000ºK para lograr rendimientos decentes con LED de mala calidad u otras en donde podemos ver luminarias con tonos muy distinto de blanco, mezclados incluso en la misma luminaria.

Afortunadamente, la tendencia de emplear tonos cálidos o neutros para iluminación interior y CRI alto se consolida, pero no debemos de obsesionarnos con exigencias que a nivel logístico son complicadas de cumplir y que en algunos casos encarecen el producto sin mejora de calidad ni fiabilidad.

Me refiero a la preocupación de algunos clientes por garantizar una uniformidad de la temperatura del blanco empleado en las luminarias, pidiendo tolerancias más pequeñas que lo que ofrece el fabricante del LED, o bines de tono específicos, cuando el fabricante del LED ofrece “paquetes” de bines.

Segmentación de los LED blancos por temperatura de color. “BINADO”

Sabemos que en las fábricas de LED, aun por cantidad de recursos que hayan invertido en desarrollo y control de la producción, siguen existiendo procesos con importantes variables en el resultado final, como la deposición de los materiales que forman el semiconductor o la aplicación del fósforo. Por eso, al final del proceso los LED se clasifican principalmente según la cantidad de flujo emitido (Bin luminosidad), longitud de onda en la que emite (Bin de tono), voltaje de funcionamiento o incluso CRI conseguido, marcando cada paquete de venta, normalmente reel de 1.000 unidades con el código de venta (Order Code) y los correspondientes bines. Es decir, todos los LED que comprenden el reel son exactamente iguales.

En este post vamos a tratar del Bin de tono o temperatura de color y como ejemplo pondremos un LED del fabricante CREE.

SELECCIONANDO EL LED

Imaginemos que queremos comprar un LED CREE XT-E y tenemos claro el flujo mínimo, 107 lumen, la temperatura de color de 3200ºK y con un CRI mínimo 80.
Lo primero que haremos, para identificar lo que buscamos, es ir a la web del fabricante y buscar el LED XT-E y el documento de binado (en CREE se denomina Binning & Labeling).

CREE suele meter varios tipos de LED en el mismo documento, pero en la primera página, en la tabla de contenidos, puedes linkar directamente con el LED que te interesa ver. En nuestro caso, vemos que el XT-E Warm white está en la página 18 y si pinchamos sobre el link, nos manda directamente a esta página del documento.

Cuadro doc B&L CREE order code

Cuadro doc B&L CREE order code

Si nos fijamos en el cuadro correspondiente superior (ver imagen binado 1) comprobamos que lo que más se acerca a nuestras necesidades, es el ORDER CODE HDF7, pues cumple el flujo mínimo (107lm del bin de flujo Q5), el CRI mínimo 80 y la temperatura de color (nominal 3250ºK del grupo F7).  Bueno, hasta aquí ha sido fácil, verdad? Ya podríamos pasar nuestro pedido al distribuidor de CREE con  ese ORDER CODE que se genera, XTEAWT-00-0000-00000HDF7…  Pero, que es lo que podemos recibir?

El flujo mínimo lo tenemos asugurado y el CRI también, pero y el tono? Comprobamos que hay mucho salto entre los grupos de temperatura de color nominal, del E7 (3000ºK) pasa al nuestro F7 (3250ºK) y de ahí al E6 de 3500ºK. Parece mucho una diferencia de 250ºK pues nuestros clientes nos exigen menores tolerancias.

Vamos a la página 15 del mismo documento B&L y comprobamos en la siguiente tabla (img binado 2) cuales son los bines que pertenecen a nuestro ORDER CODE.

Img bines2

Todos esos códigos separados por comas, son los bines de tono y para comprobar en la elipse, a que temperatura de color corresponden, necesitaremos una vez más navegar por el documento de CREE B&L, página 13. Allí tenemos las regiones cromáticas o grupo (en nuestro caso el F7) y sus correspondientes bines representados sobre la elipse.

img bines3

 

Vemos que el grupo E7 está compuesto por 16 bines de tono, aproximadamente de 100ºK cada uno de ellos y con emisión en una longitud de onda distinta. Tenemos desde los bines 7B3, 7B4, 7A3 y 7A4 que están sobre el 3100ºK hasta el otro extremo del grupo, los bines 6C2, 6C1, 6D2 y 6D1 que corresponden a 3400ºK.

En principio, sí, es lo que a estas alturas del post estará temiendo… CREE no hace la selección para vender el bin de tono que más nos guste (existe la posibilidad con un sobre-coste importante y lotes mínimos), el fabricante  vende el ORDER CODE y nos puede llegar cualquiera de los 16 bines que integran el grupo. Cada reel de 1.000 unidades vendrá marcado con el bin que corresponda, pero ni siquiera te pueden garantizar que en un pedido de varios reel, te suministren los mismos bines. Quiero decir, que imaginemos que realizamos el pedido de 8.000 unidades, nos podrían venir un mix importante, con reel de 3100ºK, otros de 3200ºK, 3300ºK o 3400ºK.

Que desastre verdad? Seguramente nuestros clientes están muy sensibles con el tema del tono y ofrecer un LED con una temperatura nominal ± 200ºK no nos guste. Pero quizás aun tenemos alguna posibilidad…

Los distribuidores nos ofrecen la selección de bines, pues al llegar los reel de LED a sus almacenes, ellos los codifican en su sistema con los bines. Salvados!

Quizás, si tenemos suerte los stock del distribuidor puntualmente coincidan con nuestras necesidades, pero por mucha cantidad de LED que el distribuidor mueva, la gran cantidad de bines de flujo, de temperatura de color, de CRI, multiplicadas por los tipos de LED que el fabricante tiene en su portfolio, crean una cantidad enorme de variantes. Por experiencia, en ocasiones y para poca cantidad de reel puedes tener suerte y elegir tu compra sin necesidad de jugar a la “lotería” del ORDER CODE, pero es relativamente sencillo quedarte sin stock.

Más posibilidades y soluciones… En el siguiente post!